Blogia
LIEBREDEMARZO

Eloisa está debajo de un almendro

Eloisa está debajo de un almendro

 

 

"Hay dos sistemas de conseguir la felicidad: uno, hacerse el idiota, el otro, serlo"

Enrique Jardiel Poncela

 

 

 

"Irse a San Sebastián esta noche, justamente esta noche, que toca ladrones?"

Divertido teatro como no podía ser menos de la mano de Jardiel Poncela.

La sonrisa es permanente durante toda la lectura; diálogos sarcásticos y las más de las veces sin sentido; personajes de locura extravagante, aunque yo al final tenía la sensación de que a pesar que a ellos mismos les gustaba lo de estar y se calificados de locos, no tienen ni un ápice, más bien nos toman, a los lectores, el pelo.

"La de los perros tiene una cabeza que es un carrousel?"

Y durante su lectura habrá quien se pregunte ¿Y Eloísa, además de estar debajo de un almendro, dónde andará? ¿ Y quién será esta señora? Y ¿será igual de distinguida que el resto de personajes? ¿Se parecerá a Mariana, quien más que una muchacha es una combinación química?

La ironía del autor se bebe en cada renglón : ? Y tu padre, que hace veintiún años, el día doce de enero de mil novecientos diecinueve, a las cinco y tres cuartos de la tarde ....? que memoria la de esta mujer, ni el reloj de la Puerta del Sol afina tanto.

Fernando y Mariana están enamorados. Pero al igual que hay una atracción entre ellos que los atrae, a su vez, existe una atracción que los repele. Para saber porqué les ocurre esto, Fernando está convencido que Mariana debe ir a su casa. Aunque para ello tenga que usar cloroformo, cloroformo que por otra parte se lo facilita su tío Ezequiel, quien está inmerso en un proyecto medico-científico que es cualquier cosa menos lo que parece.

Una hermana que tras haber estado desaparecida 3 años aparece tras la puerta de un armario y a esto, sin darle mayor importancia, porque desaparecer, despareció porque sí, porque le apetecía, "llevo desaparecida tres años y ahora que vuelvo nos reunimos toda la familia al completo?".

Los personajes secundarios, que a fuerza del roce están al borde de la locura. Esos perros que están aprendido a hablar para desahogarse. Fermín y sus rutas de tren ...

¿Os vaís o venís?. Venimos. porque para irnos no andariamos de fuera adentro, sino de dentro afuera.

El barrullo es cualquier cosa al final de la obra. Y desenlace ... mejor asomaros a su páginas y averiguad porqué Eloisa está debajo de una almendro.

 


Y leyendo algunos aspectos de su biografía, me da pena que alguien con esa nobleza en la mirada y esas dotes para la literatura, muriera solo y en la pobreza. A veces, la vida es tan injusta. Me consuela pensar que mientras hablemos de sus obras con una sonrisa en los labios y apreciando sus legajos desde nuestros corazones, algunos habrán ardido en la hoguera de las vanidades ....

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres